Piense Dos Veces Antes De Aceptar Un Acuerdo En Efectivo Por Un Choque

On Behalf of Thorsnes Bartolotta McGuire LLP
|
Oct 25, 2022

Nadie disfruta la idea de una causa legal, negociaciones, y batallas en la corte después de sufrir un accidente automovilístico, sin importar su estatus migratorio. Aun así, las personas que no son ciudadanos o residentes permanentes de los Estados Unidos a veces sienten más tentación de aceptar un acuerdo por efectivo inmediatamente después de un choque, para resolver la situación lo más rápido posible y sin involucrar la policía.

Pero haciendo así a veces puede resultar en mayores problemas para la víctima del choque. Hay varias razones por las cuales aceptar un acuerdo en cambio por firmar un contrato prometiendo que no presentará ninguna demanda contra el otro conductor no es muy prudente.

El Daño Escondido (al Auto y al Cuerpo)

Si su auto parece que sigue funcionando como normal inmediatamente después del accidente, es fácil presumir que no hubo daño grave. Usted y el otro conductor podrían mirar el daño superficial, pensar a una estimación de lo que saldrá arreglarlo, y decidir que eso sería un acuerdo justo.

Pero a veces después de un choque un auto sufre daño escondido, que no se manifiesta hasta mucho después del accidente. Los tubos se pueden pinchar, el alineamiento del eje se puede descolocar, o el chasis puede sufrir debilidad estructural que no se terminará de romper hasta que usted se suba a la autopista.

Si aceptó un acuerdo por efectivo, no tendrá recursos para recuperar el costo de estos daños. El mismo principio se aplica a su cuerpo. Hay varias lesiones que tienen síntomas atrasados. Esto significa que, en el momento del choque, usted podría pensar que no sufrió ninguna herida, y que todo está bien.

Pero varias semanas después, el estrés en los huesos, los tendones, y los nervios pueden manifestarse en problemas de salud mucho más graves, y que requieren mucha atención médica para resolver. Por mas que sea inconveniente, es siempre una buena idea obtener una evaluación de un mecánico, una evaluación médica, y consultar a un abogado después de un choque y antes de aceptar un acuerdo. Le podría ahorrar muchísimo dinero y estrés más adelante.

SHARE THIS STORY