Me Lesioné Usando Un Producto. ¿Cómo Se Si El Producto Fue Defectuoso?

On Behalf of Thorsnes Bartolotta McGuire
|
Apr 20, 2023

Tiene sentido lógico que, cuando alguien lastima a otra persona con su imprudencia, la justicia requiere que víctima de su negligencia tenga la oportunidad de solicitar la indemnización por los daños que sufrió. Pero en casos en que un producto lastima a una persona, no es obvio quién es responsable, y sus opciones no están tan claras. ¿Cómo puede saber si tiene una causa legal, y contra quién?

Los Tipos de Responsabilidad de Producto

Los casos de responsabilidad de productos pueden ocurrir bajo tres circunstancias distintas:Un defecto de fabricación – esto es cuando hay una falla en el producto debido al proceso de fabricación o el material usado. Por ejemplo, a veces un producto se rompe porque el plástico que se usó para la estructura no era bastante fuerte para resistir la fuerza del uso del producto, y se quebró.

Un defecto de diseño – estos defectos ocurren cuando el producto funcionó exactamente como fue diseñado, pero la lesión ocurrió porque el producto fue diseñado mal, con elementos peligrosos.

Un defecto de advertencia – esto es cuando el fabricante sabe de un peligro potencial con el uso del producto, pero no lo incluyen en las advertencias, o las advertencias no están en un lugar obvio donde es seguro que lo verá el consumidor.

Cualquiera de estos tipos de casos puede resultar en una indemnización por todos los daños físicos, financieros, y emocionales que usted o sus seres queridos sufrieron a causa de la falla del producto.

¿A Quién Se Puede Responsabilizar?

Obviamente el fabricante es la primera opción cuando una víctima está buscando a quién responsabilizar por sus lesiones. Pero, si usted consulta a su abogado sobre su situación, tal vez su abogado podría sugerir algunas otras entidades que podrían compartir la culpa de su lesión en su caso particular – como el distribuidor o el negocio.

Las víctimas de la negligencia de un fabricante merecen la justicia. En la mayoría de los casos, una causa de responsabilidad de producto es el primer paso para lograr esa justicia.

SHARE THIS STORY